Las últimas investigaciones de la  Organización Mundial de la Salud muestran que más de un tercio de los que sufren diabetes o de prediabetes, no saben que tienen la enfermedad.

Esto significa que tu puedes ser una de las personas  que ya están padeciendo de diabetes y no lo sabes. O tal vez seas prediabetico, lo que te llevará  a padecer de diabetes tipo 2 en el futuro si no te controlas a tiempo.

Por eso  quiero presentarte estas 5 señales que te  ayudarán a identificar y reconocer la enfermedad.

El cuerpo humano, utiliza la insulina para controlar los niveles de glucosa en la sangre. La insulina se produce en el páncreas.

Cuando las células son resistentes a la insulina,  no pueden absorber el azúcar. Se  crea una sobrecarga de glucosa en el torrente sanguíneo dando lugar a la aparición de la diabetes tipo 2 o diabetes mellitus.

Esto genera problemas en el páncreas y una sobrecarga de los riñones, que comienzan a  depositar gran cantidad de líquido azucarado en la vejiga, produciendo la necesidad de orinar con más frecuencia.

Esto ocasiona que parezca que nunca bebes lo suficiente, ya que te siente constantemente sediento.

La sed constante es una de las señales de alarma de tener la azucar en la sangre alta.

5 señales de que puedes tener la glucosa alta.


1- Obecidad y sobrepeso

Los  pacientes diabéticos, debido a la resistencia a la insulina, pueden presentar problemas de sobrepeso y dificultades  para deshacerse de él, aún a pesar de mantener estilos de vida saludables. Específicamente, sucede que el cuerpo no está quemando la glucosa para obtener la energía que necesita, por el contrario, la está acumulando como una reserva de energía, convirtiéndola en grasas.

Si tienes sobrepeso o sospecha de que padeces de diabetes, visita a tu médico.  El problema podría corregirse con un plan de ejercicios adecuado a su caso.

2- Fatiga

Muchas veces la fatiga puede estar asociada con la resistencia a la insulina. En ese caso, el cansancio ocurre porque las células están resistiéndose a la absorción de la insulina y no obtienen la glucosa suficiente para producir energía.

Esto  provoca  más deseo de dulce (ya que necesita una mayor dosis  de azúcar), que pueden ser;  caramelos, chocolates o bebidas azucaradas.

Esos carbohidratos le darán energía momentáneamente al organismo, pero eso solo terminará en otro episodio de fatiga, ya que propiciarán otra caída drástica en los niveles de azúcar.

3- Hipertensión

Tener presión arterial alta es una complicación que enciende las alarmas de la prediabetes y la resistencia a la insulina de las células, aunque no necesariamente tener la presión alta, implica sufrir de alguna de las anteriores.

Para lograr conocer el estado de su salud arterial, es necesario estudiarla, ya que, por desgracia, la hipertensión raras veces presenta síntomas que puedan ser identificables.

Consejo: Al realizarse un chequeo de presión arterial, pregunte a su doctor si es posible también hacer estudios de sus niveles de azúcar.

Poseer niveles de glucosa altos, genera que la sangre sea más pegajosa y difícil de bombear, lo que hace que el corazón trabaje el doble.

4- Infecciones frecuentes

La  glucosa alta en la sangre provoca  una complicación silenciosa que puede poner en riesgo tu salud, y es que tu cuerpo se pone ácido. Esto genera un ambiente ideal para la invasión y propagación de varias clases de infecciones.

Los lugares más comunes para estas infecciones son los riñones, la vejiga, las encías, la vagina y los pies. Ante este ambiente ácido, una pequeña lesión puede no cicatrizar correctamente y llevar a una infección grave, la cual el cuerpo tampoco podrá contrarrestar con facilidad.  

5- Problemas de Visión

Otro posible signo de azúcar alta es experimentar problemas en la visión, puede ser dificultad para enfocar o visión borrosa. Esto podría estar sucediendo porque, si el nivel de glucosa está descontrolado, algo de ese líquido se cuela hacia los ojos, ocasionando las complicaciones antes mencionadas. Es importante tratar a tiempo la diabetes, caso contrario está en riesgo de perder completamente  la visión.

La diabetes es una enfermedad que no se debe  tomar a la ligera. Si no es tratada a tiempo, puede generar complicaciones severas como: problemas cardiacos, pérdida de visión, problemas en los riñones, por señalar algunos.

También es muy importante controlar el estrés, hacer todo lo posible por liberarse de todas las situaciones que se lo puedan generar.

Recuerde, la diabetes es algo muy serio. Si ha experimentado alguna de las señales que indican que usted podría padecerla, acérquese de inmediato al consultorio médico para obtener un diagnóstico lo antes posible y descartar problemas de salud mayores.

Al ser diagnosticado con diabetes, o prediabetes, tu médico te indicará  los pasos a seguir, y los cambios que debes hacer en tu estilo de vida, en la alimentación y si es necesario te indicará alguna medicación para controlar los niveles de glucosa.

La diabetes tipo 2 y la prediabetes se pueden controlar y llegar a revertir si te mantienes atento a las señales y tomas las medidas necesaria.

Pero ERES TÚ quien tiene que tomar la decisión de controlarla. Puedes comenzar hoy mismo con el programa Clave Diabetes  ¡Da el primer paso!