No importa tu edad o condición física, puedes practicar Yoga.

El yoga lo puede practicar casi la totalidad de la humanidad. Solo una pequeña parte de la población  está excluida de la práctica del yoga.  Son las personas que tienen grandes disfunciones cerebrales, problemas mentales más que físicos, porque el yoga se puede practicar incluso sentado o tumbado.

Una persona, no necesariamente necesita tener una figura, una forma física, o una preparación previa para entrar a una clase de yoga. Depende mucho la forma en la que se enseñe, pero básicamente, si un profesor es capaz de aplicar realmente el yoga al alumno, y hacerlo a su medida son muy pocas las personas que no puedan practicarlo.

Potenciando tu vida. Clases de yoga en casa

Es muy importante diferenciar entre las personas  aquejadas de una molestia y las personas sanas, que van a practicar yoga.

A las personas aquejadas de alguna dolencia,  antes de comenzar con la practica de yoga, es recomendable que consulten con un especialista. Tener un dignostico de su medico, ayuda a dirigir la practica en lo que realmente tiene que hacer para mejorar su salud fisica y mental.

Si el instructor conoce  los síntomas  que tiene la persona y si la persona está segura de eso,  su práctica será segura. Lo que en ningún momento puede pasar es que el yoga se aplique mal, y que  genere resultados negativos.

Si la práctica de yoga se realiza siempre, seguiendo  la instruccion de un profesor, con la correcta información del médico,  no tiene por qué haber problemas. Con una ejecución correcta de las asanas (posturas) y de los pranayamas (ejercicios de respiración) se han vistos mejoras en molestias del cuerpo en general, incluso psíquicas.

Para las personas totalmente sanas, la práctica de yoga, tambien  debe comenzar  con la guía de un profesor.

En estos momentos existe mucha información sobre yoga en internet que el alumno se pierde y al final no sabe como comenzar a practicar. A veces esta informacion que recibe es contradictoria, lo que hace que se sienta aun mas inseguro.

Entonces, lo más conveniente es confiar en un profesor, y seguir el ritmo, y el orden del curso.

Si está  bien diseñado el curso y si el profesor es un profesor verdadero de yoga. Siempre va a tener un resultado positivo.