Si te han dicho que tienes presión arterial alta, tu puedes decir... "Pero me siento muy bien"

Esto se debe a que la hipertensión o la presión arterial alta no tiene síntomas visibles. Es por eso que se la describe a menudo como el "asesino silencioso".

No tienes achaques ni limitaciones físicas porque tienes la presión arterial alta. Entonces, ¿por qué preocuparse?

La hipertensión afecta a uno de cada tres adultos estadounidenses, y muchas de estas personas ni siquiera saben que la tienen. Además, aquellos con presión arterial alta tienen también un mayor riesgo de tener el colesterol alto.

Los resultados de una alta presión arterial no tratada, se ven hasta pasados varios años.

Las siguientes estadísticas te darán una razón para que te preocupes si no tienes tu presión arterial bajo control:

La hipertensión arterial es el factor de riesgo más alto de ataques cerebrovasculares o ACV.

La hipertensión puede dar lugar a:

  • Un ataque al corazón.
  • Insuficiencia cardiaca y renal.
  • El endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).
  • El corazón también puede verse obligado a trabajar y a agrandarse con el tiempo.

Estas son condiciones serias y que ponen en peligro la vida.

Cuanto más alta sea la presión arterial, mayor es el riesgo para estas enfermedades.

La presión arterial alta causa acumulación de grasa y un estrechamiento de las arterias, que reducen el flujo sanguíneo, el oxígeno y los nutrientes que la sangre puede transportar al cerebro.

No te desesperes si te han dicho que tienes presión arterial alta. porque...
Esta es una de las condiciones de salud que mejor se puede controlar si sabes cómo hacerlo.

Muchos médicos son rápidos en recetar medicamentos que pueden disminuir la presión arterial de manera significativa, pero estos medicamentos no están exentos de los riesgosos efectos secundarios.

La lista de los posibles efectos secundarios de muchos de estos medicamentos incluyen:

  • Niveles bajos de potasio (que pueden causar calambres musculares),
  • Insomnio, e incluso depresión.

Al tomar un medicamento para la presión sanguínea, su presión arterial baja únicamente mientras la medicación está en su sistema.

Es por eso que una vez que comience a tomar medicamentos para bajar la presión arterial, no se puede suspender sin una estrecha vigilancia de un médico.

Muchas personas que comienzan con tales medicamentos continúan con ellos toda la vida.

Saber que te puede suceder si no tratas la presión arterial alta, te motiva a tomar las medidas necesarias para controlarla y mantenerla estable en el nivel que corresponde.

Solo tomando algunas medidas y pequeños cambios en tus habitos cotidiano puedes reducir la presion arterial hasta los niveles normales.

Algunas de las últimas investigaciones indican que el consumo de menos carne roja y más verduras, hacen una diferencia significativa.

Se ha encontrado que comer vegetales reduce la presión arterial al menos un 30 por ciento.

Además, aquellos que sólo consumen productos lácteos bajos en grasa reducen estadísticamente su presión arterial.

Sin embargo, no consumir productos lácteos por completo tiene muchos beneficios para la salud.

Al conocer el impacto que tiene en tu presión sanguínea y en tu salud, tu estilo de vida y la comida que consumes, te ayuda a tomar las mejores decisiones sobre lo que comes y lo que haces.

A pesar de que no te sientas enfermo, la presión arterial alta está haciendo daños severos tras bambalinas a tu corazón y es una enfermedad a tratar y a mantener bien controlada.

Si quieres Reducir La Presión Arterial De Forma Segura y Natural, Entonces Este Informe Especial Es Una Lectura Obligada. Milagro para la presion.

Escrito por Martín Teixido experto en salud natural y autor de best sellers que enseñan a mejorar la salud de manera natural, sin costosos y peligrosos medicamentos. Descubre cómo puedes reducir la presión arterial naturalmente