¿Sabés exactamente qué son los antioxidantes y cómo te pueden ayudar?

Los antioxidantes son moléculas presentes en vitaminas, minerales y colorantes de los compuestos vegetales, que impiden el efecto perjudicial de los radicales libres en nuestras células.

Ellos previenen el desgaste y envejecimiento celular ante situaciones de alta demanda energética, tales como el estrés, los grandes esfuerzos físicos o mentales, o las enfermedades crónicas.

Todos, de una manera u otra, hemos sido sometidos a alguna de estas situaciones, e incluso el simple paso del tiempo genera envejecimiento celular, por lo que la presencia de antioxidantes en la dieta es imprescindible para poder estar plenos y llenos de energía.

Pocas cantidades de antioxidantes por día son suficientes para obtener el efecto deseado y optimizar el funcionamiento de nuestros sistemas, aunque esas cantidades varían con la edad, condición de salud, actividad física que se realice y hábitos alimentarios.

La buena noticia es que integrando correctamente a nuestra alimentación diaria frutas, verduras, cereales integrales y suficiente cantidad de agua potable, llega a cubrirse en general las necesidades de estos antioxidantes.

Puedes preguntarte... ¿En qué alimentos puedo encontrar estos antioxidantes?

Verás, acceder a ellos es muy simple, solo requiere algunos pequeños cambios en la dieta, y son alimentos deliciosos.

Las principales vitaminas, minerales o aminoácidos que actúan como antioxidantes son:

batido-natural

  • Vitamina C: Retrasa el envejecimiento celular actuando sobre el sistema inmunológico. Se encuentra en hortalizas, frutas y verduras frescas, tales como naranja, mango, kiwi, frutillas, pimientos, tomate, repollo.

  • Vitamina E: La encontramos en aceites de soja y oliva, germen de cereales, cereales integrales, frutos secos y hojas verdes.

  • Beta caroteno: Es el precursor de la vitamina A en el organismo. Debes incluirlo en tu dieta ya que combinado con las vitaminas C y E favorece a la circulación. Se encuentra en vegetales de color verde, rojo, anaranjado y amarillo, como brócoli, espinaca, zanahoria, tomate.

  • Cobre: Facilita la fijación de calcio y fósforo en los huesos, actúa como antiinflamatorio y antiinfeccioso. Se encuentra en pescados, mariscos, vegetales verdes y cereales.

  • Zinc: Expulsa el dióxido de carbono de nuestro cuerpo y combate los radicales libres. Se encuentra en carnes, huevos, pescado, legumbres y cereales, ajo, cebolla y judías.

  • Magnesio: Combate el estrés ya que es un gran tranquilizante. Relaja los músculos y evita el insomnio. Lo encontramos en avellanas, almendras y girasol.

  • Selenio: Ayuda a proteger el sistema cardiovascular. Lo encontramos en frutas, verduras, cereales, carnes, pescados, mariscos y huevos.

Lo ideal sería que puedas incluir en tu dieta cada uno de los grupos de antioxidantes que hemos nombrado, eligiendo el o los alimentos que más te gusten.

Siguiendo estos simples consejos podrás retardar el envejecimiento celular de tu cuerpo, alejando enfermedades y recuperando la vitalidad y energía.

Espero que te sean de utilidad y que te decidas a implementarlos.