Fumar puede traer complicaciones para la salud de cualquier persona.

Pero el tabaco afecta especialmente a las personas con diabetes, porque, disminuye la efectividad de la insulina y acelera los problemas y las consecuencias derivadas de esta enfermedad.

En las personas no diabéticas, el cigarrillo puede provocar  la aparición de esta enfermedad debido a la resistencia que opone a la insulina.

¿Qué sucede si eres fumador y padeces de diabetes?

Pues que el tabaco afecta tus  arterias, produciendo:

* necrosis tisular (muerte de células).

* isquemia (al dificultar la circulación de la sangre)

* disminución del HDL (colesterol bueno) y aumento del LDL (colesterol malo).

* trombosis, ya que hace que las plaquetas se agrupen y colapsen las arterias.

Los casos de mortalidad por consumo de tabaco en diabéticos están ligados a las complicaciones vasculares que se generan al afectarse progresivamente las arterias.

Año a año se observa un aumento en los niveles de mortalidad por cardiopatía isquémica en personas diabéticas fumadoras.

También se registra en los diabeticos fumadores un desarrollo temprano de otras complicaciones propias de la diabetes, como:

  • nefropatía (problemas renales),
  • neuropatía y
  • enfermedades vasculares.

¿Qué beneficios tiene dejar de fumar?

Como puedes imaginarte, dejar el hábito de fumar es beneficioso para cualquier persona, pero lo es especialmente para los diabético o pre diabéticos.

Después de 1 o 2 años de abandonar el hábito de fumar, disminuye a la mitad la probabilidad de sufrir un infarto o una angina de pecho.

También se reducen las complicaciones como la retinopatía, los problemas renales o la neuropatía asociada a la diabetes, tanto en incidencia como en progresión.

Por lo tanto si eres fumador y padeces de diabetes o de pre diabetes, es muy importante  que realices  el mayor esfuerzo por  dejar el hábito de fumar lo más rápido que puedas... (es tu decisión).

También es fundamental que sepas que los productos de reemplazo, como parches y cigarrillos electrónicos NO son una opción segura para los pacientes con diabetes, debido a que estos productos también contienen nicotina.

Fumar es un hábito, y como todo hábito, se puede romper si uno cuenta con la motivación necesaria.

La información es la herramienta más poderosa que una persona puede necesitar a la hora de dejar de fumar.

Como diabético, tu necesitas estrategias y tomar acciones específicas para lograr abandonar tu adicción al cigarrillo con éxito.

Esas estrategias las puedes encontrar en el libro  "Dejar de Fumar en 7 días" . Un sistema novedoso para abandonar el tabaco de manera rápida y simple, sin introducir químicos en tu cuerpo, y sin recaídas.

Visita ahora mismo ... Dejar de Fumar en 7 Días

No pongas en riesgo tu vida ni un minuto más.

Espero que esta información te sea útil, te ayude y te motive  en tu lucha por dejar el hábito de fumar.